Primer Encuentro de Cantores del Año

Esto fue lo que tratamos en la reunión del 18 / 2017 de febrero en el Seminario Mayor.

Leimos las notas del ordo sobre lo tocante a la música y al canto durante la cuarema y semana santa.

Para el miércoles de ceniza y el viernes santo cantamos sin instrumentos; los himnos, penitenciales.

los demás dias de la cuaresma se pueden utilizar los instrumentos solo para sostener el canto, es aconsejable que se dejen de utilizar los ritmos de la organeta o del órgano durante estos días cuaresmales para enfatizar la sobriedad del tiempo. Quedan excluidos de este norma la solemnidad de San José, la fiesta de la Anunciación y el cuarto domingo de cuaresma.

Durante la cuaresma no se canta aleluya excepto en la solemnidad de San José y la fiesta de la Anunciación.

Debemos aprovechar los dias de cuaresma para cantar en la medida de lo posible los cantos que vamos a ejecutar durante la semana santa la sugerencia es: Los domingos cantemos himnos para el domingo de ramos, los jueves cantos para el jueves santo, los viernes cantos para el viernes santo en especial para ese dia los improperios que son propios y se pueden cantar durante la comunión para tener la oportunidad de socializarlos.

Como comentario especial tratamos el interleccional de la siguiente manera:

Hay interleccionales que no solo tienen aleluya sino también una estrofa.

hay cantores que para acortar comienzan con la estrofa y terminan con aleluya. Lo correcto es cantar aleluya, la estrofa, aleluya.

Pero hay cosas para considerar: Lo primero siempre debe ser preguntar al sacerdote que va a presidir si le parece bien cantar aleluya, la estrofa y aleluya. Puede suceder que el sacerdote respoda si me parece bien, que es lo correcto, puede que el padre prefiera leer la estrofa del leccionario porque allí siempre antes del evangelio hay una, que también es correcto, en ese caso el cantor solo interpretaría los aleluya antes y después.

Puede suceder también que el sacerdote indique lo incorrecto pero lo que debe hacer el cantor siempre es consultar para hacerlo que se debe. esto implica que el cantor se presente y nunca actúe por cuenta propia por cuanto el presidente de la celebración es el sacerdote y hasta los cantos le incumben.

También, finalmente, puede suceder que el sacerdote le de libertad al cantor confiando en es un persona que tiene criterio litúrgico.

Hasta ahí fue la reunión.

Asistieron Evelin de la parroquia San Luis y santa Ana y laura de la Sagrada Familia; se disculpó Alicia Vergara de la parroquia la eucaristía por no lograr llegar a tiempo.

César Muñoz Pbro.