Cantos Litúrgicos

Himnos Ascensión del Señor

NO OS QUEDEIS TRISTES

No os quedéis tristes,
aunque me voy, aunque me
voy yo volveré (bis)

Voy a la casa de mi Padre,
a prepararos un lugar.

Cuando los hombres os persigan,
no tengáis miedo, confiad.

Seréis testigos de mi amor,
por los confines de este mundo.

Yo estaré siempre con vosotros
a vuestro lado hasta el final.

Vendrá mi espíritu a vosotros,
para enseñaros la verdad.

SI ME FALTA EL AMOR

Aunque yo dominara las lenguas arcanas
y el lenguaje del cielo supiera expresar,
solamente sería una hueca campana
si me falta el amor.

SI ME FALTA EL AMOR, NO ME SIRVE DE NADA
SI ME FALTA EL AMOR, NADA SOY. (2)

Aunque todos mis bienes dejase a los pobres
y mi cuerpo en el fuego quisiera inmolar,
todo aquello sería una inútil hazaña
si me falta el amor.

Aunque yo desvelase los grandes misterios
y mi fe las montañas pudiera mover,
no tendría valor, ni me sirve de nada
si me falta el amor.

NOS ENVIAS POR EL MUNDO

Nos envías por el mundo a anunciar la Buena Nueva (bis).
Mil antorchas encendidas y una nueva primavera (bis).

Si la sal se vuelve sosa, ¿quién podrá salar el mundo? (bis).
Nuestra vida es levadura, nuestro amor será fecundo (bis).

Siendo siempre tus testigos cumpliremos el destino (bis).
Sembraremos de esperanza y alegría los caminos (bis).

Cuanto soy y cuanto tengo, la ilusión y el desaliento (bis).
Yo te ofrezco mi semilla, y Tú pones el fermento (bis).

ALMA MISIONERA

Señor toma mi vida nueva antes de que la espera desgaste años en mi, estoy dispuesto a lo que quieras no importa lo que sea, Tú llámame a servir.

Llévame donde los hombres necesiten tus palabras, necesiten, mis ganas de vivir. Donde falte la esperanza, donde falte la alegría simplemente por no saber de Ti.

Te doy mi corazón para gritar sin miedo lo hermoso que es tu amor. Señor tengo alma misionera condúceme a la tierra que tenga sed de Ti.

Así en marcha iré cantando por pueblos predicando, tu grandeza Señor. Llevaré mis brazos sin cansancio, tu historia entre mis labios, y fuerza en la oración.