Cantos Litúrgicos

Bautismo del Señor - Ciclo C

PUEBLO DE REYES (Entrda)

Pueblo de reyes, asamblea santa,
pueblo sacerdotal, pueblo de Dios,
bendice a tu Señor.

Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,
te alabamos, eterna Palabra, salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María.
Te alabamos, oh Cristo nuestro hermano, nuestro Salvador.

Te cantamos a Ti, esplendor de la Gloria,
te alabamos, Estrella radiante que anuncias el día.
Te cantamos, oh Luz que iluminas nuestras sombras,
te alabamos, antorcha de la nueva Jerusalén.

Te cantamos, Mesías que anunciaron los Profetas,
te alabamos, oh Hijo de Abraham e Hijo de David.
Te cantamos, Mesías esperado por los pobres,
te alabamos, oh Cristo nuestro Rey de humilde corazón.

Te cantamos mediador entre Dios y los hombres,
te alabamos, oh Ruta viviente del cielo.
Te cantamos, Sacerdote de la Nueva Alianza,
te alabamos, Tú eres nuestra paz por la sangre de la cruz.
Te cantamos, Cordero de la Pascua eterna, te alabamos,
oh Víctima que borras nuestros pecados.
Te cantamos, oh Templo de la Nueva Alianza,
te alabamos, oh Piedra Angular y Roca de Israel.

Te cantamos, Pastor que nos conduces al Reino,
te alabamos, reúne a tus ovejas en un redil.
Te cantamos, oh Cristo manantial de la gracia,
te alabamos, oh Fuente de agua viva que apaga nuestra sed.

Te cantamos, oh Viña plantada por el Padre,
te alabamos, oh Viña fecunda, nosotros tus sarmientos.
Te cantamos, oh Cristo maná verdadero,
te alabamos, oh Pan de la vida que el Padre nos da.

Te cantamos, Imagen de Dios invisible,
te alabamos, oh Rey de justicia y Rey de paz.
Te cantamos, Primicia de aquellos que duermen,
te alabamos a Ti el viviente principio y fin.

Te cantamos. Tu eres exaltado en la gloria.
Te alabamos a Ti que vendrás a juzgar la tierra.

UN SOLO SEÑOR, UNA SOLA FE (ofertorio)

¡Un solo Señor, una sola Fe,
un solo Bautismo,
un solo Dios y Padre!

Llamados a guardar
la unidad del Espíritu,
por el vínculo de la paz,
cantamos y proclamamos:

Llamados a formar
un solo cuerpo,
en un mismo Espíritu,
cantamos y proclamamos:

Llamados a compartir
una misma esperanza en Cristo,
cantamos y proclamamos:

DIOS Y HOMBRE (Comunión)

Empapado de mi ser,
de mi tierra y carne mortal,
temblando de amores, un niño,
un Dios se nos da (2)

DE LOS CIELOS DESCIENDE EL ROCIO,
DE LA TIERRA HA BROTADO UNA FLOR;
UNA VIRGEN NOS DA A SU HIJO
QUE A UN TIEMPO ES HOMBRE Y ES DIOS (2)

El inmenso vive aquí,
se hace tiempo la eternidad,
latidos de hombre nos aman,
amor celestial (2)

En la tierra virginal
De una humilde y pobre mujer,
El cielo se siembra
Y el mundo empezó a florecer (2)

DANOS UN CORAZÓN (Comunión)

Danos un corazón grande para amar,
danos un corazón fuerte para luchar.

Hombres nuevos, creadores de la historia,
constructores de nueva humanidad;
hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.
Hombres nuevos luchando en esperanza,
caminantes sedientos de verdad.
Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.

Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.
Hombres nuevos, al lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan…

SALMO RESPONSORIAL: Sal. 28

R. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Hijos de Dios, aclamad al Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor,
postraos ante el Señor en el atrio sagrado. R.

La voz del Señor sobre las aguas,
el Señor sobre las aguas torrenciales.
La voz del Señor es potente,
la voz del Señor es magnífica. R.

El Dios de la gloria ha tronado.
En su templo un grito unánime: «¡Gloria
El Señor se sienta sobre las aguas del diluvio,
el Señor se sienta como rey eterno. R.