La SNAP pide disculpas por acusar a un sacerdote inocente – Otro ministro que se salva

La Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes ha pedido públicamente disculpas por su proceder contra un sacerdote estadounidense, falsamente acusado de abuso sexual de una menor.

El pedido de disculpas fue publicado por la archidiócesis de St. Louis en su web, el 27 de noviembre.

El P. Xiu Hui «Joseph» Jiang fue acusado de contacto impropio con una adolescente que asistía a la Basílica de St. Louis, donde él era un pastor asociado. Las denuncias criminales interpuestas contra el sacerdote fueron rechazadas en 2015.

El P. Jiang también pasó una prueba de polígrafo, en la que negó que hubiera abusado alguna vez de un menor, según un informe del diario St. Louis Post-Dispatch.

En su comunicado, SNAP aseguró que sus dirigentes «nunca quieren ver a nadie acusado falsamente de un crimen». «Es cierto que acusaciones falsas de abusos sexuales de sacerdotes sí ocurren», reconoce la organización:

«SNAP se disculpa por cualquier declaración falsa o inexacta relacionada a las denuncias contra el P. Joseph Jiang que su o sus representantes hicieron que de alguna forma menospreció al P. Joseph Jiang, el Arzobispo Robert J. Carlson, Monseñor Joseph D. Pins y la Arquidiócesis de St. Louis».

SNAP también se disculpó por el daño que las acusaciones falsas pueden causar a los sacerdotes, así como a la Iglesia Católica en su conjunto.

La archidiócesis de St. Louis, por su parte, explicó en un comunicado que la disculpa fue emitida «como parte de un acuerdo con la SNAP en una demanda por difamación interpuesta por el Padre Jiang en 2015».

Luego de que las denuncias en su contra fueron rechazadas, el P. Jiang entabló una demanda contra autoridades de SNAP y los padres de la menor denunciante, por el impacto dañino que tuvieron las falsas acusaciones en su vida.

En 2016, un juez federal sentenció que SNAP hizo declaraciones falsas contra el P. Jiang «negligentemente y con indiferencia imprudente por la verdad».

La primera parte de la demanda se resolvió en octubre de este año. Un juez federal descartó la segunda parte del caso a inicios de este mes, argumentando que había pasado mucho tiempo antes de que el sacerdote decidiera agregar a otras partes a la demanda.

En enero de 2017, una ex empleada de SNAP, Gretchen Rachel Hammond, entabló una demanda contra la organización, asegurando que SNAP acepta «sobornos» de abogados de demandantes a quienes refiere supuestas víctimas. «SNAP no se enfoca en proteger o ayudar a sobrevivientes. Los explota»,dijo Hammond en su denuncia.

SNAP negó esas acusaciones, pero la Presidenta de la organización, Barbara Blaine, renunció poco después de que se presentara la demanda.