“Iglesia debe hacer una pastoral de infancia centrada en realidad del país”

Así lo resaltó la doctora Ilva Myriam Hoyos Castañeda, Asesora jurídica en temas de vida, familia y libertad religiosa, durante su intervención en el Congreso Nacional  de Infancia y Niñez, que se desarrolló en la sede de la Conferencia Episcopal.

“Difícilmente podemos hacer una pastoral que no parta de la problemática existente en el país, tiene que ser una pastoral prepositiva involucrando a muchos sectores de la sociedad, pero especialmente a la familia de los niños”, aseguró la doctora Hoyos.

La pastoral de la infancia y la niñez –continuó – ha de partir del reconocimiento de una problemática y los compromisos que se deben tener con los niños, no solamente desde unos derechos fundamentales, sino que la justicia social a la cual está llamada la Iglesia como misión, tenga como centro  la preocupación y situación de los niños en el país.

Hoyos Castañeda reconoció que se han dado logros importantes en garantías y protección de los derechos fundamentales de los niños, pero fue enfática en decir que aún son insuficientes  estos esfuerzos.

“Es una injusticia  que clama al cielo, lo que los medios nos muestran en relación a la vulnerabilidad de los derechos de los niños, temas como el abuso sexual y la violencia intrafamiliar,  si bien hay que reconocer que hoy día hay un mayor número de denuncias, aún resultan insuficientes los mecanismos que se han establecido para tratar de evitar la violencia en los menores”, aseveró.

Por su parte, Elvira González Rodríguez, representante de la pastoral de la Infancia por la arquidiócesis de Ibagué y quien participó durante el Congreso, compartió su experiencia de trabajo en este campo.

Expresó que esta Iglesia particular, actualmente se encuentra  trabajando en apoyar a la población de madres gestantes y niños de 0 a 6 años en situaciones de vulnerabilidad, prestando un acompañamiento en el campo religioso y capacitando a las madres  para que a futuro puedan tener un desarrollo integral como personas.

 

Así mismo, la Hermana Astrid Oviedo, de la Comunidad Hijas de la Inmaculada, asistente al Congreso en representación de la diócesis de Duitama, aseguró irse muy contenta luego de este encuentro, donde logró profundizar en conocimientos y compartir las experiencias que otras jurisdicciones adelantan en el cuidado y protección de los menores.

La religiosa afirmó que el proceso de la Nueva Evangelización que se sigue en la diócesis de Duitama, tiene proyectos muy claros que llevan al cuidado y protección de los niños y las madres gestantes.

Frente a los últimos hechos denunciados a la opinión pública sobre las irregularidades en los programas de alimentación escolar de los niños, la religiosa hizo un llamado para “que el Estado haga una supervisión más cercana de cómo se está realizando la programación y ejecución de los recursos que se destinan para la infancia, porque no es justo que se utilicen de otra manera y que se canalicen hacia personas inescrupulosas que los utilizan en lo que no es”.