Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval
Obispo de Santa Marta

Escudo Episcopal

Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval
XLIX Obispo de Santa Marta

Desde la Edad Media, los escudos de armas se hicieron de uso común para los guerreros y para la nobleza; por eso, se fue desarrollando un lenguaje muy articulado que regula y describe la heráldica civil. Paralelamente, también para el clero se formó una heráldica eclesiástica, que sigue las reglas de la civil para la composición y la definición del escudo, pero que inserta alrededor símbolos e insignias de índole eclesiástica y religiosa, según los grados del orden sagrado, de la jurisdicción y de la dignidad.

Es tradición, al menos desde hace ocho siglos, que también los Papas, los Cardenales y Obispos tengan su propio escudo personal, así como simbolismos propios de la Sede apostólica. De modo especial en el Renacimiento y en los siglos sucesivos, se solía decorar con el escudo del Sumo Pontífice felizmente reinante todas las principales obras realizadas por él. En efecto, los escudos papales y episcopales aparecen en obras de arquitectura, en publicaciones, en decretos y en documentos de diversos tipos.

A menudo los Papas y los Obispos adoptaban el escudo de su familia, si existía, o componían un escudo con simbolismos que indicaban su ideal de vida, que hacían referencia a hechos o experiencias pasadas, o que aludían a elementos vinculados a su programa de ministerio (tomado de la exposición del escudo pontificio de Benedicto XVI).

ESCUDO EPISCOPAL

DESCRIPCIÓN: Blasón Eclesiástico

Escudo Partido:

1°    Campo de azur cargado de una cadena montañosa en oro con picos ondulados; y acompañada de un sol dorado y una estrella de seis puntas del mismo metal.
2°    Campo plateado con una palma al natural, acompañada de tres fajas onduladas azures en jefe.

El escudo lleva acolado la Cruz Latina terminada con forma de báculo.

Lema Episcopal: Misericordia et Fidelitas.

SIGNIFICADO DEL ESCUDO:

Las Armas Episcopales de monseñor Luis Adriano Piedrahita son reflexión y síntesis de la vocación y ministerio al cual ha sido llamado.

En la parte izquierda se encuentran las siguientes figuras: el sol, una estrella y una cadena de montañas.

El sol representa, primero, a Cristo, Sol de Justicia que viene a dar paz y libertad a los cautivos, tristes y oprimidos; y, en segundo lugar, a la Diócesis de Apartadó, Sede que monseñor Piedrahita rigió durante 7 años. Cabe anotar que la figura del sol que Monseñor porta en su escudo es tomada del escudo diocesano de Apartadó.

La estrella, es alusión a la Virgen María, la Estrella de la Evangelización. La vida cristiana y experiencia vocacional del Obispo ha estado fundamentada alrededor de la devoción a una imagen de la Virgen Niña, “la Niña María de Caloto – Cauca”, venerada en esta misma población donde pasó gran parte de su infancia y juventud, en el seno de la casa materna.

De igual manera, a lo largo de su ministerio presbiteral y episcopal, ha tenido un trato especial con la Santísima Virgen invocándola como: Nuestra Señora del Rosario, cuya memoria litúrgica se celebra el siete de Octubre, fecha de su nacimiento; Nuestra Señora de los Remedios, patrona de la Arquidiócesis de Cali; Nuestra Señora de las Mercedes, patrona de la misma ciudad; Santa María de la Antigua del Darién, patrona de la Diócesis de Apartadó; y finalmente la Inmaculada Concepción, protectora de la Diócesis de Santa Marta.

Finalmente, esta sección concluye con la cadena de montañas, cuya imagen es tomada del escudo arquidiocesano de Cali significando las montañas de los farallones de Cali. En esta ciudad, en la que se forjó y maduró su vocación, Monseñor Luis Adriano fue llamado por la Iglesia al servicio sacerdotal, allí ejerció todo su ministerio presbiteral y ocho años de ministerio episcopal como obispo auxiliar.

En el lado derecho del escudo se encuentran las siguientes figuras: una palmera y tres líneas onduladas. Llamadas fajas en terminología heráldica.

La palmera simboliza a Palmira, población donde nació y fue bautizado en la parroquia de la Santísima Trinidad. Así como el sol está integrado en el diseño del escudo de Apartadó, la palma también es parte del de la Diócesis de Palmira.

Debajo de la Palmera se encuentra representado el mar Caribe (las tres ondulaciones anteriormente mencionadas), donde le ha correspondido pastorear al Pueblo de Dios de la Iglesia Particular de Santa Marta.

La cruz latina en forma de báculo (ubicada detrás del escudo) es propia de un obispo que rige y pastorea a una diócesis. Aunque es ornamento que ha de ponerse en un blasón episcopal, este elemento es énfasis del ministerio -que por gracia de Dios- el Santo Padre ha encomendado a Monseñor Piedrahita para ser Pastor de esta grey y convertirse en el 49° Obispo de esta Diócesis de Santa Marta, Madre de todas las iglesias de Colombia.

Finalmente, el lema que escogido es “Misericordia et Fidelitas”, es decir, Misericordia y Fidelidad, contextualizada en la frase “por eso tuvo que asemejarse en todo a sus hermanos, para ser un Sumo Sacerdote misericordioso y fiel en lo que toca a Dios” (Hb 2,17)

Andres Flórez
Alumno de Teología – Seminario Mayor San José