Rey

A más del gobernante supremo, designa al SEÑOR de todo, a Dios. A cada sociedad le gusta dar a la divinidad títulos dicientes. Un grupo patriarcal llamará a Dios quien se revela a sí mismo. Al fin habrá la revelación como Pastor; en ambientes en donde la autoridad máxima es el rey, también a Dios se le dará el título de Rey.