Mundo

Para los autores bíblicos y en general para los antiguos el mundo era tres cosas: el mundo terrestre, el mundo supraterrestre y el mundo subterráqueo. El mundo terrestre de los israelitas era muy limitado. Abarcaba desde el Mar Mediterráneo hasta la meseta del Irán y desde las montañas del Cáucaso al desierto de Arabia. Al centro de la tierra se encuentra la ciudad de JERUSALEN destinada a convertirse en el centro del mundo nuevo y donde la Palestina es la tierra prometida. Para los mundos supraterrestre y subterráqueo. Sólo en el NT el término mundo es fundamentalmente teológico. El mundo que Dios hizo bueno, el hombre lo pervirtió por el pecado y quedó sometido al mal ya las fuerzas rebeldes. De este mundo es que Cristo es el salvador.