Melquisedec

Según Gn 14, 17-24, fue rey de Salem (Jerusalén) y sacerdote; le llevó a Abrahán una ofrenda de pan y vino y lo bendijo. En el Sal 110, 4 Melquisedec está presentado como imagen del que, más tarde, sería el rey DAVID. Hb 5 a 7 desarrolla este pensamiento, aplicándolo a Jesucristo.