Mano

En el AT extender la mano es el gesto de alguien que tiene poder. Cuando Dios extiende la mano, puede significar enfermedad, plaga, muerte para los enemigos de Israel (Ex 3, 20; Sal 21, 9). En el NT generalmente es un gesto amigo de quien da o quiere recibir algo. En cuanto a batir palmas o aplaudir, en el AT aparece como señal de alegría (Sal 47, 2), impaciencia (Nm 24, 10), chasco (Na 3, 19), desaprobación (Ez 22, 13).