Espíritu

La palabra hebrea significa viento, hálito, soplo de vida; puede ser también los modales de la persona, su conciencia, su entusiasmo o dinamismo. En ese sentido, se opone a CARNE. También se llaman espíritus ciertas realidades invisibles, buenas o malas, que obran en el mundo. El Espíritu de Dios es su acción, su fuerza, su dinamismo. A veces, ya en el AT es llamado Espíritu Santo. El NT es mucho más detallado al hablar del Espíritu Santo y de su acción.