Daniel Ortega acusa a los obispos de Nicaragua de ser parte de las fuerzas golpistas

«NO TIENEN NADA DE CRISTIANOS Y ACTÚAN CON UNA MENTALIDAD TERRORISTA»

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se refirió por primera vez a las sanciones impuestas por EE.UU. a altos funcionarios de su Gobierno y criticó nuevamente el papel de la Iglesia católica en el diálogo nacional.

En su discurso ante la progubernamental Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, el mandatario incriminó a la Iglesia Católica, afirmando que «dejaron de ser mediadores y pasaron a ser parte activa» de lo que él llama «las fuerzas golpistas».

«Ya sé claramente, quiénes estaban detrás de los tranques, alentando tranques, es decir, alentando crímenes, que por principio, como cristianos, como pastores debían rechazar totalmente, cualquier crimen (…) No tienen nada de cristianos y actúan con una mentalidad terrorista, criminal; se sumaron alegremente al golpe terrorista y criminal», dijo Ortega.

Por su parte, el cardenal Leopoldo Brenes aseguró que Iglesia católica sólo prestó un servicio de mediación en el diálogo naciona, requerido además por el propio presidente de la nación:

“Cuando él (Ortega) me llamó y yo le dije que iba a consultar con la Conferencia si dábamos este servicio y la Conferencia Episcopal lo asumió como un servicio. Estamos para servir, en ningún momento queremos ocupar un poder temporal porque servimos para la Iglesia, servimos para Jesucristo, servimos para nuestras comunidades como pastores»